Deja un comentario

Objetivos de año nuevo

Llega año nuevo y  nos lanzamos a pensar cosas que vamos a hacer en el año que entra. Pensamos en hacer dieta, en apuntarnos al gimnasio, en dejar de fumar y como no, encontrar un trabajo aquellos que están en búsqueda.

Un primer error que cometemos es no escribir esos objetivos, los almacenamos en la mente y acaban volando y escapándosenos con el paso de los días y de los meses.  Lo ideal sería tener un momento de tranquilidad dedicado a escribir esos objetivos para el año y concretarlos lo máximo posible.

Si mi objetivo es “encontrar un trabajo este año”, es demasiado inespecífico ¿un trabajo de qué? y además tiene una gran parte de incertidumbre en su cumplimiento puesto que hay factores externos que pueden influir sobre el mismo. Tendríamos que distinguir entre la meta final, “tener un trabajo X” y meta de desempeño que identifique el nivel de desempeño que sí está bajo nuestro control, “buscar un trabajo de X”. Buscar es asunto nuestro exclusivamente, y al especificarlo ponemos foco en algo que nos gusta o nos interesa, que es mucho más motivante que “de cualquier cosa” .

Por otro lado también podemos pensar en una meta final “auto emplearme en X cosa” ya no se trata de encontrar o buscar, se trata de crear nosotros las condiciones para trabajar en aquello que nos gusta. Es decir convertir en servicio aquello que sabemos hacer, aquello en lo que tenemos conocimientos o experiencia, aquello en lo que somos expertos o que nos apasiona.

 

Es importante temporalizar el objetivo, ponerle una fecha para que nos sea más fácil establecer las metas hasta su consecución, analizar las dificultades que podamos tener en el camino y los recursos con los que contamos y los que nos van a hacer falta para conseguirlo.

El paso siguiente a la redacción de nuestro objetivo es traducirlo al lenguaje del cerebro. Nuestro cerebro no utiliza el lenguaje para pensar, utiliza imágenes, sonidos, sensaciones, es decir la información entra al cerebro por los sentidos, con lo cual podemos completar con una representación de nuestros objetivos.  Y ¿cómo puedo hacer para representarme mi objetivo? imaginándote en ese estado deseado, ¿qué ves, que sientes, que oyes? ,¿cómo te ves tú con tu objetivo cumplido, como te sientes? recréate en la definición de los detalles sensoriales de esa imagen incluso cuando la tengas en tu cerebro ya creada atrévete y escríbela, para que en los momentos de bajón en el proceso de consecución de tu objetivo te sea fácil acudir a ella para motivarte.

En el próximo post hablaremos del proceso en la consecución de objetivos. Por cierto este es uno de mis objetivos para este año, escribir un post semanal. Un fuerte abrazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Red de Huertos Urbanos de Madrid

La red de huertos urbanos comunitarios de Madrid

Cocinando el Cambio

- sin gluten, sin leche y sin azúcar -

El blog de Luis Dorrego

Blog sobre terapia, coaching, constelaciones familiares y educación emocional.

Coachingyorientación

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

Estrategias de Publicidad y Ventas para el Coach, Consultor o Empresario que Vende Servicios

Atraer clientes y cerrar la venta es facil con mis estrategias gratis de publicidad y ventas para el coach, consultor o empresario que vende servicios

Zumo de Empleo

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

A %d blogueros les gusta esto: