Deja un comentario

Historias de emprendedores

Esta semana he asistido a un evento de emprendedores cuyo objetivo era, obviamente, animar a emprender, en el contaban sus experiencias varios emprendedores y emprendedoras, ahora empresarios de éxito. Y me gustaría compartir con vosotros algunas de las cosas que allí se dijeron.

Tendemos a idealizar a los demás cuando han tenido éxito, sin embargo cuando tenemos noticias de ellos, están en la cima del éxito o disfrutando plácidamente de las mieles del mismo y no nos damos cuenta que muchos no llegaron ahí de la nada y que su camino está repleto de sinsabores, malos ratos, algún patinazo y gente que no creyó en ellos.

Kike Sarasola, el fundador de la cadena de hoteles Room Mate, hablaba de que en la vida, como en el deporte (él era jinete) la primera barrera es el miedo, que aunque se cayó del caballo quinientas veces siempre se volvía a subir porque había algo más allá del miedo, la pasión. Y la falta de la misma al final le hizo dejar la competición. Contaba que en un viaje a New York, se dio cuenta de la cantidad de dinero que se había dejado en un hotel porque este tenía muchos extras que no utilizó y se le ocurrió la idea de un hotel donde, primero, se pague por lo justo y necesario, desayuno y cama, los extras que quieras te los buscan ellos, peluquería, gimnasio, restaurantes…..segundo que se encuentre en el centro de cada ciudad y tercero que cada habitación sea diferente, con personalidad propia. Esas son sus señas de identidad, su marca personal llevada a su negocio, un negocio que no conocía, un ejemplo de reinvención. Un ex-jinete que monta una cadena de hoteles sin conocimiento previo del sector.

Catalina Hoffman, fundadora de Vitalia, que con veintipocos años se recorrió más de 800 sucursales bancarias para conseguir el crédito para su visión, un lugar donde a las personas mayores se les trate de forma personalizada. Tenía una pasión, las personas mayores, una visión, que fueran tratados como se merecían, con dignidad, con respeto y atendiendo a su diversidad y no cejó en su empeño. Pese a su juventud, pese a que la menospreciaran diciéndola, en alguna sucursal “eres muy joven ¿no? ¿dónde está tu padre?”, pese a los 800 portazos, anotados en una libreta. Y ahora va a abrir diez años después en Brasil y México. Tampoco, tras lograr la financiación lo tuvo fácil, tardo casi un año en que entraran los clientes, contrató a su mejor amiga que luego la dejo por otra empresa que iba a copiar su idea porque esta la pagaba un dineral y les vendió su know how. Y pese al dineral y ese conocimiento robado fracasaron donde ella tuvo éxito, ¿por qué? porque les faltaba la pasión que Catalina tenía por su idea, por su proyecto.

Izamani Martínez, CEO en Nonabox, una tienda on-line que vende básicamente por suscripción cajitas con productos para bebes, vio una necesidad en su hermana, desbordada por la cantidad de cosas que necesita un bebe y el poco tiempo disponible para comprarlas y creó su empresa para satisfacer esa necesidad. Ella tuvo acceso a financiación, y su mayor error vino por haber conseguido tener mucho dinero por un financiador y abrir sucursales en terceros países sin haber valorado si eso era efectivo, el cómo hacerlo y la cantidad de gastos que eso le generaba. Casi le cuesta el negocio. Tras cerrar las sucursales, vende a terceros países pero con estructura centralizada en España. Su fe, su pasión, su persistencia hace que Nonabox siga adelante.

Clemente Cebrián, fundador de El Ganso junto con su hermano. Empezaron con poco capital, vendiendo sus dos coches para ir sumando, metiéndose en una industria que no conocían para nada cuando empezaron. Su idea, ropa de sport de calidad para hombres. Contaba que en una feria en Berlín, cuando todo el mundo llevaba la colección primavera-verano, ellos fueron con la de otoño-invierno y que ante semejante metedura de pata decidieron buscar un país donde su primavera – verano fuera su otoño-invierno, y pensaron “Finlandia”, les vendieron toda la colección. Cómo de un error, fruto del desconocimiento de la industria de la moda, lejos de achantarse sacaron creatividad e imaginación y hallaron una solución efectiva.

Y por último como cierre Mario Alonso Puig, ejemplo también de reinvención, de cirujano a conferenciante motivacional y escritor, que nos animaba a preguntarnos hasta que punto creemos en nosotros, en nuestro proyecto, porque…. si no crees en ti ¿cómo pretendes convencer a otro de que crea?

Como conclusión, tenemos que preguntar a aquellos referentes de emprendimiento que tengamos, de éxito, ¿cómo fueron sus inicios? el final ya lo vemos, pero para entenderlo tenemos que ver el camino. Y para mí lo común de estos emprendedores es la pasión, la ilusión, la perseverancia y tener una visión y un foco claro. Muchas veces no es cuestión de conocimiento, este se adquiere, sino de actitud.

Os animo a que busquéis sus empresas por internet, buceéis aún más en su historia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Red de Huertos Urbanos de Madrid

La red de huertos urbanos comunitarios de Madrid

Cocinando el Cambio

- sin gluten, sin leche y sin azúcar -

El blog de Luis Dorrego

Blog sobre terapia, coaching, constelaciones familiares y educación emocional.

Coachingyorientación

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

Estrategias de Publicidad y Ventas para el Coach, Consultor o Empresario que Vende Servicios

Atraer clientes y cerrar la venta es facil con mis estrategias gratis de publicidad y ventas para el coach, consultor o empresario que vende servicios

Zumo de Empleo

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

A %d blogueros les gusta esto: