Deja un comentario

Tres estrategias para motivarnos en la búsqueda de empleo

Para empezar ¿qué es la motivación? según la Wikipedia son la motivación es un estado interno que mueve a la acción, un estado que te activa y mueve a la conducta. Es relativamente fácil estar motivado cuando hacemos algo que nos apasiona, si me pregunto ¿que es importante para mí en la vida? seguro que es algo que nos motiva hacer o tener o alguien con quien nos motiva estar. Pero ¿qué pasa cuando “tenemos” que hacer algo que no nos apetece? ¿cómo podemos hacer para motivarnos? Más concretamente me refiero a cómo motivarnos en procesos de búsqueda de empleo, que como ya comentamos en un post anterior es un proceso largo, puede que sin resultados a corto plazo y además acompañado de una voz interna que suele ser desmotivante.

La Programación Neurolingüística utiliza dos filtros de dirección de la conducta como sistemas propulsores que pueden llevar a la acción y que forman parte de la estructura natural de la motivación; acercarse o alejarse. Una persona se motiva por acercamiento cuando su motor para la acción es la búsqueda de placer, la obtención de recompensas o beneficios, si piensa en todo aquello que va a conseguir. Por el contrario una persona se motiva por alejamiento cuando su motor para la acción es alejarse de lo que le causa dolor, desagrado o problemas, pensando en todo aquello que va a evitar. Nuestra primera estrategia de motivación va a ser esta; crear una sensación negativa asociada al estado actual y seguidamente crear una sensación positiva asociada al estado deseado. Primero alejamos y luego acercamos. Para hacer esto nos preguntamos primero; ¿qué es lo peor que nos puede pasar si no lo hacemos (buscar trabajo)? y segundo ¿qué es lo mejor que nos va a pasar si lo hacemos? Contestando nos alejaremos de un estado actual limitado cogiendo el impulso necesario para acercarnos a un estado deseado.

Hay personas que se motivan con el objetivo y otras que se motivan con el proceso, con cómo voy a hacer para conseguir el resultado. En procesos de búsqueda el motivarse sólo con el objetivo puede ser contraproducente ya que la energía proveniente de la motivación tiende a desinflarse en la medida que el resultado se aleja en el tiempo. Hemos de buscar la manera de que el proceso en sí nos motive. Segunda estrategia, planificar la motivación. Preguntarnos ¿qué hago yo para estar motivado? ¿cómo No hago para estar motivado? Ser conscientes para aplicarlo en nuestra planificación de la motivación. ¿Cómo generamos ese proceso de motivación? algunas ideas pueden ser montar microobjetivos y tareas asociadas que puedan ser medibles para crear nuestras recompensas tras su consecución, decirnos cosas que nos sirvan de aliento, que nuestra voz interna sea nuestra aliada en este proceso o visualizar el camino avanzado y el que te queda, que es menor que al principio. Un ejercicio interesante de visualización es imaginar una línea temporal delante de mí y pensar a cuantos pasos estoy de cumplir mi objetivo, cerrar los ojos e ir dando esos pasos, en cada paso detenernos e imaginarnos con esa tarea cumplida, ¿que veo, que oigo, que siento? hacernos una representación mental con esa tarea cumplida y dar el siguiente paso, hasta que llegamos al final.

La tercera estrategia es cuidar el lenguaje, lo que es una obligación, un “debo mandar cinco CV hoy” o un “tengo que hacer un par de llamadas” no nos motiva nada y se convierte en un suplicio. Vale y ¿cómo hago para transformar un “tengo que” en un “elijo”? propongo otro ejercicio; ¿Obligación o elección? Comienzo escribiendo (si, si hay que coger papel y lápiz y escribir) “Yo tengo que…..A….. Si yo no hago A entonces ocurre….B…. Y si….B….entonces…..C…., y entonces….D….etc…y entonces Z. Prefiero A que Z. Por eso elijo A.” Esto casi que lo enmarcamos y nos lo ponemos bien visible para momentos de auto-fustigación y bajón.

Ejemplillo “Tengo que proponerme una agenda para buscar trabajo, si no me propongo una agenda para buscar trabajo entonces no me levantaré de la cama hasta las 12:00, si no me levanto de la cama hasta las 12:00 luego me entrara más pereza, si luego me entra más pereza me tumbare a ver Tv, si me tumbo a ver TV se me hará tarde, si se me hace tarde no buscare ya trabajo porque no tendré tiempo, si luego no busco me entrara el bajón, si me entra el bajón acabare deprimido. Prefiero proponerme una agenda para buscar trabajo que acabar deprimido. Por eso ELIJO elaborar una agenda de búsqueda diaria de empleo“. Repito, esto no vale hacerlo de palabra, es necesario escribirlo y tenerlo a la vista para cuando empiece mi dialogo interno de “tengo que” y “debo de”, verlo, leerlo y elegir responsablemente lo que más me convenga.

Y ahora ¿cuál va a ser tu estrategia para motivarte en la búsqueda de empleo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Red de Huertos Urbanos de Madrid

La red de huertos urbanos comunitarios de Madrid

Cocinando el Cambio

- sin gluten, sin leche y sin azúcar -

El blog de Luis Dorrego

Blog sobre terapia, coaching, constelaciones familiares y educación emocional.

Coachingyorientación

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

Estrategias de Publicidad y Ventas para el Coach, Consultor o Empresario que Vende Servicios

Atraer clientes y cerrar la venta es facil con mis estrategias gratis de publicidad y ventas para el coach, consultor o empresario que vende servicios

Zumo de Empleo

Coaching vocacional, desarrollo profesional y personal

A %d blogueros les gusta esto: